Escapada en equipo a Alcalá del Júcar

Escrito por Maria Ripoll.

el 10 julio 2017


El pasado día 29 el equipo Dark Moon al completo puso rumbo a Alcalá del Júcar (Albacete). El motivo de nuestro viaje, disfrutar de unos pequeños días de desconexión para evadirnos de la rutina y potenciar el trabajo en equipo.

Desde nuestra salida de las oficinas a media mañana el día 29 y durante todo nuestra estancia pudimos disfrutar de los bonitos paisajes que nos rodeaban y del aire fresco de la montaña. Al llegar al hotel (Hotel Avenjúcar) donde nos hospedábamos, pudimos disfrutar de una excelente comida casera. Ya con el estómago lleno, nos subimos a descansar a un pequeño chill out en la planta superior del hotel, y cual fue nuestra sorpresa… nuestra compañera Aida que vino a comer con nosotros, nos tenía preparada un especie de gymkana para potenciar todavía más el buen rollo en el equipo. No nos dio tiempo a terminarla, ya que a las 17h30 teníamos programada una ruta en quad pero todo fueron risas de principio a fin.

Un poco más alejados, nos acercamos hasta Casas Ibáñez para realizar nuestra ruta en quad por los alrededores del pueblo. Al principio, costaba cogerle el truquillo pero finalmente nos hicimos todos unos expertos conductores superando circuitos con curvas, montículos y bajadas enormes!

Llenos de tierra y con toda la adrenalina liberada, nos volvimos al hotel para descansar y cenar. De nuevo nos sorprendieron con una cena riquísima y tras una copita de vino en el chill out ya tocaba descansar.

A la mañana siguiente, teníamos programada nuestra segunda actividad, Pádel Surf en el río Júcar, justo en frente del hotel. Después del desayuno y antes de la actividad, nos dio tiempo a hacer una pequeña visita al pueblo que es una pasada. Pese al frío que hacía y a la falta de experiencia, no se nos dio nada mal y acabamos disfrutando de un rato estupendo todos antes de volver rumbo a Alicante.

En definitiva, ¡una experiencia súper recomendada en la cual no faltó ni el buen rollo ni el espíritu de equipo!

Por último, agradecer a Vanessa y a Enrique por organizar esta salida en la cual disfrutamos muchísimo y ojalá podamos repetir pronto. 🙂

 

Deja un comentario